Misión Y Visión

MISIÓN

Como IPS brindar tratamiento médico, psicológico, psiquiátrico y espiritual en adicciones y personalidad, a la Persona Humana que padece Adicción, Depresión, Ansiedad y Trastornos de personalidad o rasgos de personalidad marcados, que afectan su Calidad de Vida y su desempeño, en algunas o todas las áreas como: la Biológica, Psicológica, Social, Académica, Laboral y Espiritual, para salvar Vidas Humanas y Personas, llenas de Capacidades, Habilidades y Valores, quienes pueden brindar desde su experiencia personal su aporte a la sociedad desde nuestra formación de personas estructuradas y estables, a través de la manifestación de él "saber ser" (saber pensar, saber sentir, saber amar) e incrementar los niveles de poder personal, para llegar a “poder ser" auténticos seres humanos, útiles a sí mismos y a lo demás: ampliando la conciencia espiritual, afectiva, emocional, familiar y material; despertando los sentidos de certidumbre, consecuencia, pertenencia, propiedad, correspondencia (responsabilidad), mediante un proceso sinérgico de asociación con Dios, para ser coparticipes del principio de creación, mediante el uso práctico de los principios y herramientas de la Inteligencia Espiritual. Con esto logramos reestructurar las áreas de ajuste aplicando la transformación (matanoia) de los antivalores por valores generando estabilidad integral, venciendo sobre sí mismos con la luz, la voluntad y la virtud de Dios, a la adversidad que representa la enfermedad adictiva, los trastornos o rasgos de personalidad, entre otras aplicaciones de nuestro procedimiento original.


VISIÓN

Nuestra visión es la IPS más reconocida a nivel Mundial, por nuestro tratamiento Personalizado, efectivo y eficaz y por los resultados de alto índice de recuperación entre los pacientes tratados para difundir los principios de la Inteligencia Espiritual a través de los usuarios de esta tecnología, que involucra los más diversos enfoques de mejoramiento de las capacidades y facultades del ser , la voluntad en Sinergia, la autoestima en resiliencia e identidad propias, despertando significados de la existencia auténticos, constructivos y un mecanismo para de acoplamiento en plenitud, en el sendero de Nuestro Señor, superando por resultados a todos los programas conocidos porque fue creado en un país productor en donde la relación poder adquisitivo – costo, el juego de poder y la falta de oportunidades, favorece el desarrollo de las adicciones y la violencia, los trastornos mentales y familias disfuncionales. Lo invitamos a multiplicar la semilla.